domingo, 3 de febrero de 2013

El Párkinson no es solo una enfermedad de mayores, también existe el Párkinson juvenil



Todos tenemos en mente la imagen del paciente de Párkinson como una persona mayor, aunque no siempre es así. La enfermedad afecta, mayoritariamente, a personas en edades superiores a los 65 años, aunque existe un número representativo de personas jóvenes afectadas entre los 30 y los 55 años y en la actualidad hasta un 20 por ciento de los paciente de Párkinson son diagnosticados antes de los 40 años. 





Este estereotipo del enfermo como una persona mayor afecta a las personas con diagósticos tempranos, que se sienten incomprendidos y relegados, lo que les hace aislarse, disminuyendo su actividad y sufriendo un envejecimiento social prematuro. Todo ello hace que aún sea más difícil de sobrellevar la enfermedad. En este enlace podeís leer una carta de un paciente diagnosticado de Párkinson a los 35 años.




También se han descrito los síntomas de la enfermedad de Párkinson en niños y adolescentes, para los que los investigadores han establecido orígenes genéticos. En este artículo de Nature (en inglés) se explica el caso excepcional de una familia de Arabia Saudí con los hijos y también parte de los sobrinos afectados, con síntomas de la enfermedad en su aparato motor y el tratamiento experimental desarrollado por el equipo del neurólogo del Hospital de Niños de Toronto Berge Minassian que siguieron. El estudio reveló la importancia de la realización de mapas genéticos de los individuos afectados y del diagnóstico genético para mejorar la comprensión de la fisiopatología de la enfermedad y establecer con ello los tratamientos más adecuados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada